Sentirme útil

Dos veces inicié mi rol de empresaria, con registro formal en cámara comercio, lo que me facilitó aceptar contratos con entidades que prefieren relación comercial con personas jurídicas. Dos veces repetí el principal error: no actuar como gerente. Mi excusa, soy productora no administradora. Fracasé. No cuento con autonomía y estabilidad financiera. Sí tengo muchosSigue leyendo “Sentirme útil”